Volver al listado
Cómo elegir las gafas de sol adecuadas para conducir en verano

Según datos de Formaster, el 5% de los accidentes de tráfico suceden por deslumbramiento en horas crepusculares al amanecer o al atardecer, sin embargo, el 20% de los conductores nunca usa gafas del sol al conducir.

La visión es tan importante que no conviene “jugársela” en la carretera, siendo vital elegir las gafas de sol apropiadas para conducir, sobre todo en esta época del año en la que el sol aprieta más que nunca. Por este motivo, tenemos que poner especial cuidado en la elección de las gafas de sol adecuadas, ya que hay estudios que indican que el 70% de las que se venden en España no cumplen con la normativa sanitaria de seguridad y calidad.

Para que esto último no te ocurra, toma nota de los siguientes consejos y así sabrás elegir las gafas de conducir más adecuadas:

  • Garantía de calidad: Aunque la ley obliga a todas las marcas a certificar los controles de calidad de la UE, lo cierto es que no todas las gafas que contienen las siglas CE son válidas. Fíjate bien Enel filtro contra el sol concreto de cada modelo y preferiblemente, acude a una óptica o a un lugar especializado.
  • No todos los colores son válidos: En la actualidad existen infinidad de colores en el mercado y muchas veces nos dejamos llevar por nuestras preferencias haciendo honor al refrán “para gustos los colores”. Sin embargo, si vas a conducir con mucha luz evita el color negro (no se distinguen bien los colores) y el azul (reduce la profundidad de campo). El color en el que debe estar tintado el cristal es el negro (es el que menos altera los colores, el que más contrastes ofrece y el que mejor diferencia los relieves y el contorno de los objetos).
  • Lentes polarizados: Si quieres que se reduzcan al máximo los deslumbramientos, los cristales polarizados son los más adecuados a la hora de conducir, puesto que poseen mejores filtros UV y realzan el contraste en la carretera. La desventaja es que su coste es mucho mayor con respecto a las que están sin polarizar, pero realmente estamos hablando de nuestra salud.
  • Montura envolvente y ligera: Si tienes unas gafas con una montura ergonómica y ligera, no tendrás que estar tocando la montura de forma constante para recolocártelas y esto te permitirá estar más atento a la conducción. Asimismo, es recomendable que las gafas te cubran los laterales de los ojos y del cráneo, no sólo la parte frontal. De esta forma, también evitarás sufrir numerosos reflejos.
  • Gafas especiales para la conducción nocturna: Si vas a conducir por la noche, se aconseja no utilizar gafas, siempre y cuando utilices gafas especializadas para la conducción nocturna.
  • Lentes de contacto: Si las utilizas, aunque existen otras con filtro solar, es recomendable el uso añadido de unas gafas de sol.
  • Gafas de sol graduadas: Aunque es lógico, nunca viene de más recordar que si utilizas gafas graduadas en tu vida diaria, conviene utilizar también gafas de sol adaptadas a tus necesidades a la hora de conducir.

Con estos consejos, seguro que podrás elegir las gafas de sol idóneas para conducir en verano. Eso sí, evita las réplicas y las falsificaciones y ganarás en salud.

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone