Volver al listado
Trucos para ahorrar combustible y dinero con unos simples gestos

Trucos para ahorrar combustible y dinero con unos simples gestos

¿Sabías que conducir de forma eficiente equivale a gastarse unos 500€ anuales menos? Si quieres ahorrar tú también con el combustible de tu coche, sigue estos consejos.

Cuando repostes:

  • Reposta por las mañanas: Es el momento del día en el que la temperatura está más baja y el carburante se encuentra mucho más denso, lo que favorece que entre más líquido en el tanque.
  • Reposta con cuidado: Echa el combustible a media presión, sin apretar totalmente el gatillo de la manguera para que no se generen gases que impidan el correcto llenado del tanque. Además, si aprietas con presión, el contador tendrá en cuenta el gas como combustible, aunque no lo sea.
  • Intenta repostar cuando el depósito aún esté por la mitad: De este modo no existe tanto oxígeno dentro del tanque cuando repostes y cabe más combustible. Además, así también se evita que se evapore.
  • ¿Tienes algún cupón descuento o conoces una gasolinera más barata? Ni lo dudes, ve y úsalo.

Circulación y mantenimiento

  • Evita movimientos bruscos, como acelerones o frenazos: Hazlo de una manera gradual. Trata de llevar una velocidad constante e ir en la marcha más larga que puedas, y siempre entre 1.500 y 2.500 revoluciones.
  • Cuando vayas a estar parado más de un minuto, apaga el motor
  • No hagas viajes largos con accesorios exteriores que ofrezcan resistencia, como bacas, alerones, etc.
  • Presión de los neumáticos: Comprueba que siempre tengan la presión correcta. Llevarlos desinflados provocará un mayor gasto. Otra opción son los neumáticos ecológicos, que generan un menor consumo que los convencionales.
  • Ventanillas: ¿Sabías que llevar las ventanillas abiertas a más de 90Km/h aumenta notablemente el consumo de combustible? Aunque usar en exceso el aire acondicionado también lo implica. Lo mejor es llevar las ventanillas abiertas en velocidades inferiores a 90, y el aire acondicionado cuando se supere.
  • Maletero: Cuanto más cargado esté el maletero mayor peso tendrá que arrastrar el coche. Viaja siempre con lo justo, el maletero no es un trastero
  • Filtro de aire: Límpialo cada cierto tiempo para evitar la acumulación de polvo, polen y demás suciedad.

Cambiar algunos hábitos puede suponer un gran ahorro de combustible y de dinero. ¿Te atreves?

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone