Volver al listado
      • La nueva gama Autogás de Ford está integrada por los modelos Fiesta, B-MAX, Focus y C-MAX
      • La opción Autogás está disponible para el motor de gasolina Duratec 1.4 en la gama Fiesta y B-MAX, y sobre la base del motor de 1.6 Ti-VCT para Focus y C-MAX
      • Los modelos de la gama Ford Autogás se preparan directamente en fábrica, por lo que gozan de los dos años de garantía Ford.

Ford España lanza su nueva gama de vehículos propulsados por Autogás (GLP), integrada por los modelos Fiesta, B-MAX, Focus y C-MAX. Estos modelos, que son idénticos a sus homólogos movidos por combustibles convencionales tanto en motorización como en comportamiento dinámico, tecnología avanzada y máximos niveles de seguridad, ofrecen una reducción sustancial en las emisiones de NOx y CO2, una mayor autonomía de combustible, además de un menor coste de propiedad.

La marca de automóviles ofrece la opción de elegir entre cuatro tipos de carrocería y dos niveles de acabado, lo que permite una perfecta adaptación a las necesidades de cada usuario: la gama Autogás se lanza en acabados Trend y Titanium para los modelos Fiesta, B-MAX, Focus y CMAX. En cuanto a la motorización, en el caso de Fiesta y B-MAX está disponible para el motor de gasolina Duratec 1.4, y sobre la base del motor de 1.6 Ti-VCT para Focus y C-MAX .

La preparación de los modelos Ford Autogás se realiza directamente en fábrica, por lo que todos estos cuentan con la garantía Ford de 2 años.

Alternativa ecológica y económica

El Autogás o GLP (Gas Licuado del Petróleo) es una alternativa ecológica real a los carburantes tradicionales. De hecho se ha convertido en el carburante alternativo más usado en el mundo, con más de 21 millones de conductores, 8 de ellos en Europa.

Esta ventajosa alternativa no sólo ofrece una reducción sustancial en las emisiones de NOx y CO2, de hasta un 68 por ciento, especialmente en zonas urbanas, sino que también presenta un menor coste de propiedad y mantenimiento, pues se trata de un combustible en torno a un 50 por ciento más barato que los combustibles tradicionales, que permite una mayor autonomía de combustible,  además de producir un menor desgaste de los motores y requerir menos cambios de aceite en el tiempo.

Actualmente, España es uno de los países con mayores expectativas de crecimiento en este sector, donde existen a día de hoy más de 200 puntos de suministro de Autogás distribuidos por todo el país, una red que sigue aumentando progresivamente con una previsión de alcanzar los 1.000 puntos en un período de tres años.

Una autonomía imbatible

Una de las grandes ventajas de esta gama de vehículos es que son bifuel, es decir, que cuentan con dos depósitos, uno de gasolina y otro de Autogás que pueden alimentar indistintamente al motor, basta con seleccionar el combustible que se desee a través de un interruptor situado en el interior del vehículo. De esta forma, si se agota un combustible el vehículo puede funcionar sin ningún problema con el otro. El resultado es una autonomía extendida que en el caso de Ford se sitúa en todos los casos por encima de los 1.200 km y, que puede alcanzar los 1.400 km en el Focus.

Incluidos en el Plan PIVE 5

Los turismos propulsados por motores que combustión internan que puedan utilizar combustibles fósiles alternativos, como el Autogás o GLP, están incluidos dentro del Plan PIVE 5.

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone