Volver al listado
Ford podría convertirse en tu asistente personal virtual gracias al control gestual

Ya estamos acostumbrados a que los coches entiendan lo que decimos. Los expertos predicen que en el futuro también podrían saber cómo nos sentimos, en ocasiones sin que tengamos que decir ni una sola palabra, e incluso saber cuándo has tenido un mal día.

Se espera que casi el 90 por ciento de los coches nuevos incorporen reconocimiento de voz en 2022. El siguiente paso para los coches del futuro podría ser registrar pequeños cambios en nuestra expresión facial, así como modulaciones e inflexiones en nuestra voz, facilitando la experiencia de conducción de los consumidores.

Un asistente de automoción que se valiese del reconocimiento de voz y la inteligencia artificial podrían aprender qué canciones nos gusta escuchar cuando estamos estresados ​​y en qué momentos preferimos simplemente disfrutar del silencio. La iluminación interior también podría variar para ajustarse a nuestro estado de ánimo.

 

Se espera que esté en 2020

"Estamos en el buen camino para desarrollar un coche empático que podría animarte u ofrecerte consejo cuando lo necesites, evitarte problemas innecesarios cuando estés estresado, recordarte los cumpleaños y mantenerte alerta en un largo viaje", dijo Fátima Vital, senior Director de Marketing de Automoción de Nuance Communications, socio de Ford en el desarrollo de reconocimiento de voz del sistema de conectividad in-car SYNC.

Se prevé que el control por voz alojado en la nube esté disponible en el 75 por ciento de los vehículos nuevos en 2022, y se prevé que los sistemas futuros se convertirán en asistentes personales que reorganicen las citas y hagan pedidos de comida a domicilio cuando los conductores se encuentren en medio de un atasco.

En la película "Her", el personaje de Scarlett Johansson, Samantha, atendía todas las órdenes de Theodore Twombly, como un sistema de asistente virtual que, con asombrosa precisión, comprendía su estado de ánimo, necesidades y deseos, con solo escuchar su voz. Algún día no muy lejano, tu coche podría hacer algo similar.

 

Ya funciona el control de Voz con Apple CarPlay y Android Auto

Este verano, el sistema de conectividad in-car Ford SYNC 3 permitirá a los conductores conectarse con Alexa, el asistente virtual de Amazon, y ofrecerá 23 idiomas diferentes y gran variedad de acentos. Al acceder a los recursos alojados ​​en la nube, los coches del futuro podrían permitir que aún más conductores hablen su lengua materna.

"Comandos de voz como 'tengo hambre' para encontrar un restaurante y 'necesito un café' ya sitúan a SYNC 3 en el terreno de los asistentes personales", dijo Mareike Sauer, ingeniero de control de voz del Equipo de Aplicación de Conectividad de Ford Europa. "En algún momento, los conductores no sólo podrán utilizar su lengua materna, hablando con su propio acento, sino también utilizar sus propias expresiones, para generar un discurso más natural".

Apple CarPlay ™ facilita una forma simplificada de usar la interfaz del iPhone en la pantalla táctil del automóvil, brindando a los usuarios acceso a los controles de voz Siri Eyes-Free, así como Apple Maps, Apple Music, teléfono, mensajes y una variedad de aplicaciones de terceros. Android Auto ™ ofrece Google Maps y música en la pantalla del coche y permite el control de voz en las llamadas telefónicas y mensajes.

 

Ford y la universidad RWTH está investigando el uso de micrófonos múltiples

Un proyecto de investigación que Ford lleva a cabo en la actualidad con la Universidad RWTH de Aachen, incluye el uso de micrófonos múltiples para mejorar el procesamiento del habla y reducir el efecto del ruido externo y las posibles interrupciones. Nuance dice que, a lo largo de los próximos dos años, los sistemas de control de voz podrían dirigirse a nosotros con frases como: "¿Te gustaría encargar flores para tu madre el Día de la Madre?" "¿Debería elegir una ruta con menos tráfico, pero más lenta?” o “Te estás quedando sin tu chocolate favorito y tu tienda preferida lo tiene en stock. ¿Quieres pasar por allí y comprarlo?”.

El control por gestos y mirada del futuro permitiría a los conductores responder llamadas telefónicas asintiendo con la cabeza, ajustar el volumen con ligeros movimientos en zigzag y configurar la navegación con un rápido vistazo a su destino en un mapa. Entonces, ¿existe el peligro de que, como en la película "Her", podamos enamorarnos de nuestros sistemas avanzados de reconocimiento de voz?

"Los sistemas in-car serán capaces de tener en cuenta el contexto de casi cualquier situación y serán capaces de entrenarse sin intervención humana. En lo referente al idioma, no necesitarán ceñirse a un guion constreñido, y podría comenzar a acuñar palabras ya frases propias”, cuenta Dominic Watt, profesor titular del Departamento de Idiomas y Ciencias Lingüisticas de la Universidad de York. “Conforme la tecnología se va a haciendo cada vez más inteligente, nos acostumbraremos a hablar con los sistemas de la misma manera que hablamos a otras personas, y los sistemas aprenderán adaptarse a nosotros”.  

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone