Volver al listado
Jaguar Land Rover investiga sistemas para ayudar a que los vehículos autónomos conduzcan como humanosLos datos de los sensores colocados en estos coches revelarán los comportamientos naturales de la conducción y la toma de decisiones de los conductores en escenarios complejos y estresantes.

En Jaguar Land Rover estamos invirtiendo en un proyecto de investigación que ayudará a los futuros vehículos autónomos a que conduzcan de forma natural, como conductores humanos, no como robots.

Denominado como “MOVE-UK”, este proyecto, que tendrá una duración de tres años, tiene un coste estimado de 5,5 millones de libras, y los datos obtenidos también se utilizarán para ayudar a desarrollar las pólizas de seguro para los futuros coches autónomos.

Nuestro equipo del distrito londinense de Greenwich conducirán durante varios días una flota de vehículos de Jaguar y Land Rover para comprobar cómo diferentes tipos de conductores reaccionan en diferentes situaciones reales, incluyendo tráfico, cruces muy transitados, obras y mal tiempo.

Los datos de los sensores colocados en estos coches revelarán los comportamientos naturales de la conducción y la toma de decisiones de los conductores en escenarios complejos y estresantes. Estos incluyen el comportamiento en las rotondas e intersecciones, así como en los cruces para incorporarse en un flujo de tráfico, o cómo reaccionan ante un vehículo de emergencia que viene detrás de su coche mientras se encuentran en un atasco.

Denominado como “MOVE-UK”, este proyecto, que tendrá una duración de tres años, tiene un coste estimado de 5,5 millones de libras, y los datos obtenidos también se utilizarán para ayudar a desarrollar las pólizas de seguro para los futuros coches autónomos. Los expertos en seguros ofrecerán sus conocimientos sobre los riesgos de ciertos escenarios utilizando los datos de la conducción en el mundo real suministrados por la flota de coches de prueba.

Dr. Wolfgang Epple, nuestro Director de Investigación y Tecnología del Grupo Jaguar Land Rover, ha declarado: "Para introducir con éxito los coches autónomos, en lo que realmente se necesita centrarse más que nunca es en el conductor. Entender cómo los conductores reaccionan ante una serie de situaciones muy dinámicas y espontáneas en el mundo real es esencial si queremos que los conductores acepten los vehículos autónomos en el futuro”.

Los conductores tendrán que confiar completamente en el vehículo antes de aceptar y participar en los sistemas automatizados. Si un coche autónomo puede ser programado para tener una reacción muy similar a la de un conductor real, la experiencia autónoma será más natural y el conductor será más propenso a permitir que el coche tome el control.

El consorcio MOVE-UK está liderado por Bosch e incluye a Jaguar Land Rover, Transport Research Laboratory (TRL), Direct Line, el distrito londinense de Greenwich y el Floow.

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone