Volver al listado

 Land Rover ha llegado a un importante acuerdo de patrocinio con la Fundación Born Free, una de las más importantes organizaciones benéficas de la vida salvaje del mundo, dando continuidad a su exitosa asociación por la conservación global, llevada a cabo por vez primera en 2002, y confirmando a Born Free como su principal socio por la conservación global del medio ambiente.

El origen de la histórica asociación de Land Rover con Born Free se remonta a la famosa película sobre fauna salvaje Born Free (Nacida Libre), protagonizada por los creadores de la Fundación, Virginia McKenna y Bill Travers, en la que aparecían varios vehículos Land Rover. Entonces como ahora, el requisito que se exigía a los vehículos Land Rover era la posibilidad de acceder a la fauna salvaje en los más remotos de los lugares.

Land Rover se compromete a continuar ofreciendo a la Fundación ayuda mediante el suministro de vehículos y apoyo financiero para los próximos cinco años, lo que refleja su enfoque integral en pro de la sostenibilidad global.

El nuevo programa de patrocinio hará que los vehículos Land Rover sean utilizados por la Fundación Born Free en Kenia, India y Sudáfrica, donde brindarán ayuda al imprescindible trabajo de campo. Otras acciones de apoyo permitirán colaborar en la conservación e iniciativas de protección de la fauna salvaje en otras partes de África y el sur de Asia, mientras que en el Reino Unido, donde tiene su sede la organización benéfica, los Land Rover de Born Free brindarán ayuda logística y cumplirán funciones de embajadores de la Fundación.

La Fundación Born Free fue fundada en 1984 por los actores y activistas Bill Travers y Virginia McKenna, inspirados por su participación en la clásica película de 1960 Born Free (Nacida Libre). Hoy en día, la Fundación la dirige su hijo Will y se ha convertido en una fuerza mundial por la conservación de la fauna salvaje. Basada en el principio del cuidado de la vida salvaje en su hábitat natural, sus actividades no sólo se centran en proteger a algunas de las especies más amenazadas del mundo, sino también en aumentar la conciencia de cómo mejorar la coexistencia entre las personas y la fauna salvaje.

El acuerdo con Land Rover ayudará a mantener algunos de los proyectos más importantes de la Fundación. En Kenia, una flota de Land Rover Defender permite a sus equipos, que colaboran con el Servicio de Vida Salvaje de Kenia (Kenya Wildlife Service), llegar a zonas remotas para detener a cazadores furtivos y eliminar trampas mortales. Durante las épocas de sequía, los Land Rover también son instrumento de supervivencia, pues permiten llevar comida a los animales cuando esta escasea.

En Etiopía, los Land Rover Defender se emplean como parte de los esfuerzos de la Royal Geographical Society, escuelas y centros de enseñanza británicos, podrán utilizar la información conseguida durante la expedición como parte del Plan Nacional de Estudios en la asignatura de Geografía.

 

Tan solo seis semanas antes de su partida, la expedición al `Pole of Cold´ patrocinada por Land Rover y la Royal Geographical Society británica, ultima sus preparativos. Esta nueva aventura protagonizada por un Land Rover Defender tiene como objetivo explorar las implicaciones sociales, culturales y físicas que se experimentan durante el invierno en las comunidades que viven en los climas más severos. El equipo trabajará con las comunidades a lo largo de la ruta, investigando cómo se han adaptado a la vida en lugares donde la temperatura permanece siempre bajo cero.

Otorgada por Land Rover en colaboración con la Royal Geographical Society y el Institue of British Geographers, la beca Land Rover consta de hasta 30.000 libras esterlinas (aproximadamente 35.000€) destinadas para financiar un viaje y el préstamo de un Land Rover Defender. Conocido por sus capacidades todo terreno, el Land Rover Defender es uno de los vehículos más reconocibles y míticos del mundo, y su solvencia fuera del asfalto los convierte en el vehículo perfecto para hacer frente a las condiciones más desafiantes del planeta.

Para afrontar este próximo reto, el Land Rover Defender 110 ha sufrido muchas modificaciones respecto a su ya completo equipamiento de serie. Suspensión, protección de bajos y transmisión, calentadores auxiliares para el motor y ocupantes, tanque de combustible de largo alcance, equipamiento adicional y una mayor capacidad de almacenamiento de equipaje, son los principales apartados sobre los que se ha trabajado para facilitar la labor de los aventureros.

El equipo de tres personas ya ha completado su formación, que consistía en pasar tiempo con el Land Rover Defender 110 en el Centro de Desarrollo Climático en las instalaciones de Jaguar Land Rover en Gaydon, Warwickshire. El Centro de Desarrollo Climático, con capacidad para variar la temperatura entre 55º C y -60º C, forma parte obligatoria de las pruebas de validación de todos los modelos Jaguar Land Rover.

El equipo ya ha viajado a las montañas de Skjalbreidurr en Islandia para tomar contacto con las renombradas capacidades todoterreno del Land Rover Defender y aprender las técnicas de conducción necesarias para hacer frente a las difíciles condiciones que encontrarán en su recorrido a Siberia, lo que incluirá resbaladizas carreteras, pistas de hielo y caminos agrestes. También ha sido una oportunidad única para descubrir cómo hacer frente a las condiciones de acampar bajo cero en el glaciar Langjökull.

El equipo, liderado por la experimentada aventurera británica Felicity Aston, fue el ganador de la sexta edición de las becas anuales de Land Rover. El equipo recorrerá 30.000 kilómetrosa bordo del Land Rover Defender en condiciones excepcionalmente hostiles hasta Oymyakon, también conocido como el `Polo del Frío´ del hemisferio norte. Las condiciones en Oymyakon serán extremas, llegando regularmente -20ºC y a veces hasta -50ºC. La región obtuvo su título como `Pole of Cold´ cuando, en febrero de 1933, se registró una temperatura mínima de -67,7°C.

“Hemos tenido el lujo de tener tiempo para preparar bien el viaje y hasta ahora todo va perfectamente”, explicó Felicity. “Tenemos algunos contactos interesantes a lo largo de nuestra ruta y hemos investigado sobre las zonas que vamos a recorrer. Los preparativos sólo nos han hecho estar aún más dispuestos a ponernos en marcha”.

Felicity cree que el mayor desafío para el equipo en esta expedición de 14 semanas será marcar un ritmo y cumplirlo. “El `Polo del Frío´ es nuestro destino final y será emocionante llegar, pero estoy deseando que empiece una aventura que llevamos mucho tiempo queriendo afrontar. Como suele suceder, los momentos inesperados son los más memorables”.

El principal enfoque de la expedición será la exploración de las implicaciones sociales, culturales y físicas del invierno en la vida diaria de las comunidades. El equipo hará un seguimiento de las condiciones meteorológicas extremas a través de innovadores medios científicos, documentando aspectos de geografía física, humana y cultural a medida que avanzan.

Utilizando los recursos de la Royal Geographical Society y el Institute of British Geographers, escuelas y centros de enseñanza británicos podrán utilizar la información recabada durante la expedición como parte del Plan Nacional de Estudios de la asignatura de Geografía, especialmente en el estudio de Rusia y los entornos de clima polar.

Con Felicity como jefe de equipo, el grupo está formado por Manu Palomeque, fotógrafo y cineasta que se encargará de coordinar la producción creativa durante el viaje, y Gisli Jonsson, un ingeniero, mecánico y asesor de conducción invernal con mucha experiencia en climas gélidos.

“El equipo ha viajado hasta Islandia para hacer un poco de entrenamiento, pero el siguiente gran hito antes de la salida va a ser recoger de la línea de montaje de Land Rover, en Solihull, el vehículo destinado a la expedición. ¡Estamos deseando conocer al cuarto miembro del equipo!”

El viaje, de 14 semanas de duración, se iniciará el 20 de noviembre de 2013 en la sede de la Royal Geographical Society en Londres. El equipo dejará el Reino Unido en Harwich para coger un ferry que les llevará a Esbjerg, Dinamarca, y posteriormente hasta Oslo, Noruega. La ruta planificada pasa por Finlandia y San Petersburgo antes de continuar hacia el este a través de Rusia, pasando por Ekaterimburgo y la autopista Transiberiana. Después de bordear el lago Baikal, el Defender se dirigirá a lo largo de la durísima `Ruta de los Huesos´, popular nombre de la autopista de Kolima, hasta Oymyakon.

El viaje de regreso trazará un recorrido que discurre ligeramente hacia el sur, cruzando la frontera con Kazajistán antes de regresar a Rusia, Finlandia, Noruega, Dinamarca y, finalmente, volver a Harwich y Londres el próximo 1 de marzo de 2014.

 

Más detalles sobre el equipo expedicionario y su experiencia profesional

Felicity Aston:

  • Jefe de equipo, coordinación de personal y logística
  • Amplia experiencia en expediciones en climas fríos y pruebas de resistencia
  • Formación en física y meteorología
  •  Trabajó en la estación de investigación en la Antártida durante tres años
  •  Escritora de guías de viajes, contribuye regularmente con sus artículos en publicaciones geográficas

 

Manu Palomeque:

  • Coordinación de la producción creativa de la expedición Amplia experiencia en expediciones en climas fríos y pruebas de resistencia
  • Treinta años de experiencia como fotógrafo y cineasta
  •  Se encargará de la exposición que muestra los sonidos e imágenes generados durante el viaje

 

Gisli Jonsson:

  •  Experto en mecánica y asesor de conducción invernal Amplia experiencia en expediciones en climas fríos y pruebas de resistencia
  •     Ha diseñado y fabricado vehículos off-road para circular por glaciares islandeses y zonas polares Trabajó en la estación de investigación en la Antártida durante tres años
  •    Amplia experiencia en clima frío
  •    Formación en primeros auxilios
Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone