Volver al listado
Maserati Gran Turismo: Pasión deportiva impulsada por una gran fuerzaNuestro Maserati GranTurismo, mejor que ningún otro vehículo de cuatro plazas, combina una clase y una elegancia sin par con una vocación deportiva sin medias tintas.

Nuestro Maserati GranTurismo, mejor que ningún otro vehículo de cuatro plazas, combina una clase y una elegancia sin par con una vocación deportiva sin medias tintas. Las líneas exteriores expresan tensión dinámica y deportividad desde todos los puntos de vista. Desde la gran boca ovalada que delimita la calandra hasta la parte trasera del vehículo, la carrocería se ajusta sobre la parte mecánica como un vestido ceñido sobre una silueta sinuosa.

 

Pininfarina ha confeccionado a medida la carrocería elegante y sensual del GranTurismo, basándose en la idea de la que nació el proyecto: crear un coche deportivo con amplio espacio para todos. Inspirado en las formas de nuestro Maserati Birdcage 75th, el exterior ofrece una imagen firme y robusta, natural y fluida en los volúmenes, que dibujan un trazo perfecto desde la parrilla frontal hasta los faros traseros, pasando por los paneles laterales, las aletas y las ruedas.

En el interior, el diseño atractivo y los materiales de gran calidad se combinan con un lujo que únicamente puede nacer del espacio, la luz y la claridad. Se trata de un ambiente estudiado para convertir el GranTurismo no solo en un coche deportivo de grandes prestaciones, sino también en un vehículo capaz de producir fuertes sensaciones tanto en el conductor como en los pasajeros. El motivo estilístico dominante se retoma en el habitáculo, con un elemento decorativo en forma de «V» que bordea el salpicadero.

El latido vital de nuestro Maserati GranTurismo, por otra parte, se genera en el interior del motor V8 de 4,2 litros: este fundador de una nueva generación de propulsores adopta características técnicas que garantizan potencia y rapidez, cualidades típicas de los motores de competición en los que Maserati se ha inspirado siempre. De tono profundo cuando el propulsor gira a bajos regímenes, la voz del motor de ocho cilindros va haciéndose más y más poderosa, para acabar provocándonos escalofríos en la espalda a los regímenes más altos.

Asimismo, la transmisión hidráulica de nuestro Maserati GranTurismo resalta las características del propulsor: el cambio automático autoadaptativo mejora sus prestaciones a bajos y medios regímenes sin limitar su potencia cuando funciona a altos regímenes y permite cambios de marcha incluso a 7.200 rpm, un régimen más elevado que el de cualquier otra transmisión automática del mundo. Tiene cuatro modos de funcionamiento: Auto Normal, Auto Sport, Auto Ice y Manual.

En última instancia, nuestro Maserati GranTurismo es un deportivo de raza que permite disfrutar de sus prestaciones con total seguridad y que sabe despertar emociones profundas y difíciles de olvidar. A esto contribuye la gran rigidez de la carrocería y la especial disposición de la suspensión de paralelogramo deformable, así como la perfecta distribución de los pesos con un 49% que recae en el eje delantero y el 51% restante en el eje trasero.

¿Vienes a conocerlo a nuestro concesionario? 

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone