Volver al listado
Prepara tu coche para la primavera

Tras un invierno duro, también para nuestros vehículos, llega el buen tiempo de la ansiada primavera. Las bajas temperaturas y las enormes nevadas han provocado durante el invierno algún que otro susto en nuestras carreteras. Muchos pueden pensar que lo peor ya ha pasado y que no hay de qué preocuparse, pero en absoluto. La primavera es más traicionera de lo que parece, la situación meteorológica suele cambiar repentinamente, por eso, os vamos a mostrar una serie de tareas de mantenimiento con las que evitar problemas que a la larga pueden ser peligrosos y más costosos.

Presión y dibujo de los neumáticos

Muchas veces no les damos la importancia que tienen. Que la presión de nuestros neumáticos sea correcta es fundamental para manejar bien el coche y para que no se desgasten más rápido. Fíjate en si tu coche tiende a irse hacia un lado, puede que la presión no sea idónea. Revisa también la banda de rodadura de los neumáticos varias veces al año. El desgaste debe ser uniforme y hay que comprobar la profundidad del dibujo.

Examina la batería

La batería de tu coche sufre mucho en invierno. Si tiene más de cuatro años y notas que desde que arrancas el motor hasta que se enciende tarda unos segundos, deberías pensar en cambiarla.

Si quieres asegurarte de que la batería está bien, deberías estar circulando con tu vehículo cerca de una hora por carretera y, después, dejarlo en reposo otros treinta minutos.

Revisa los frenos

Es uno de los puntos fundamentales del coche. Antes de cualquier viaje es fundamental que los revises. Puedes notar que el pedal de freno está más duro, que el coche tarda más en frenar o si se ha encendido el piloto de la luz de freno, es posible que necesites unas pastillas o discos nuevos. También es importante revisar el nivel de líquido de los frenos, no debe ser ni superior ni inferior a los parámetros establecidos por el fabricante.

Sistema de iluminación del coche

Tan importante es que veas como ser visto en la carretera. Tienes que comprobar que el sistema de iluminación y señalización funciona correctamente. Asegúrate de que la altura y regulación de las luces es la idónea. También es recomendable cambiar las lámparas del coche por parejas, para garantizar el buen funcionamiento del sistema.

Ya sabes cuáles son los puntos fundamentales a tener en cuenta antes de coger tu coche en primavera. Revísalos todos y disfruta al volante de la carretera.

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone