Volver al listado
¿Conoces bien los límites de velocidad en España?¿Conoces bien los límites de velocidad en España?

Los límites de velocidad en España son muy similares a los de otros países de la Unión Europea, tanto en autopista y carretera como en ciudad. Normalmente están bien señalizados en los diferentes tipos de vías por los que vayamos a circular, pero conviene saber cuál es la norma general para cada una de ellas, para evitar confusiones que nos puedan acarrear una multa.

Carreteras convencionales

El límite de velocidad genérico al que se puede circular en estas carreteras con un turismo, motocicleta o autocaravanas ligeras es de 90 km/h. Salvo que se indique otra velocidad inferior mediante señales verticales por circunstancias como curvas cerradas, cruces a nivel o acumulación de accesos a fincas. Son de doble sentido con un carril para cada uno y suelen tener un tercer carril en el sentido ascendente cuando tienen una cuesta pronunciada. Los límites de velocidad en España para cada vehículo son:

Aun así, hay que extremar las precauciones en este tipo de vías porque tal como informó la DGT: 7 de cada 10 muertes en los trayectos interurbanos se producen en ellas.

Autopistas y autovías

El límite de velocidad al que se puede conducir un turismo o motocicleta en este tipo de vías es de 120 km/h, salvo si alguna señal indica una velocidad menor. No existen carreteras a las que se pueda circular a mayor velocidad legalmente en España, aunque hay movimientos para ampliar esta velocidad a 140 km/h que no han tenido mucho éxito.

Calles

La limitación en calles normales de una localidad es de 50 km/h, salvo que la señalización indique otra velocidad. Es una de las pocas que es igual para todos los vehículos motorizados independientemente de si tienen remolque o no. Solo hay una excepción: los vehículos que transporten mercancías peligrosas solo pueden circular hasta 40 km/h.

Zonas residenciales, escolares…

La limitación para este tipo de zonas suele ser de 20 ó 30 km/h. Queda a discreción de los ayuntamientos o instituciones responsables aplicar este tipo de reducciones a la norma general de 50 km/h si así lo consideran necesario. De ahí medidas como por ejemplo la iniciativa planteada en Madrid de reducir la velocidad a 30 km/h en 130 de sus barrios.

Compartir en las Redes Sociales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone